16 de julio de 2020.

Este espacio se convierte en el primer edificio municipal universalmente accesible.

La accesibilidad universal incluye la accesibilidad física, sensorial y cognitiva.

El Ayuntamiento de Segovia reabre al público el Centro de Recepción una vez concluidas las obras que lo convierte en el primer edificio municipal universalmente accesible.

Las cien primeras personas que hagan una consulta en el Centro desde su apertura, el jueves 16 a las 10 horas, recibirán una planta. Esta idea surgió del Hotel Corregidor y ha culminado en el proyecto “Brotes de esperanza” que hace referencia al punto 19 del Plan de Reactivación del Turismo: “Participar en una campaña de agradecimiento y fidelización de los primeros clientes en hoteles de la ciudad”. Esta acción se está llevando a cabo gracias a la Asociación Industrial de Hosteleros Segovianos y a la donación de plantas por parte de la concejalía de Medio Ambiente.

La Accesibilidad Universal afecta a todos los ámbitos de la vida, ya que se combina la arquitectura, el diseño, el desarrollo de software y TIC’s, el diseño de productos y servicios, el medio ambiente, la señalización y la información, acceso a todo tipo de productos con un etiquetado de lectura fácil, itinerarios etcétera.

Un grupo de trabajo constituido por el Consejo Sectorial de Accesibilidad planteó la accesibilidad universal en la ciudad. Para hacer este diagnóstico se adoptó una metodología participativa de tal manera que la aplicación de tests lo realizaran personas con diverso grado de funcionalidad.

El primer test se aplicó en el Centro de recepción de Visitantes, por la sensibilidad mostrada por la Empresa Municipal de Turismo con la accesibilidad y por tratarse de un exponente máximo de la imagen de Segovia para la ciudadanía y visitantes. Además, este edificio podría utilizarse como modelo para obras futuras.

El grupo de trabajo hizo un análisis de la accesibilidad física, sensorial y cognitiva, acompañando cada punto de diferentes soluciones e iniciativas para implementar en el centro.

La concejalía de Obras, Servicios e Infraestructuras ha impulsado las obras que ha llevado a cabo la constructora D-Todo. El proyecto, que ha durado cuatro meses, se ha visto afectado por el Estado de Alarma, los trabajos se paralizaron durante 13 días laborables y se ralentizaron posteriormente por precaución.

Las obras ejecutadas en el Centro de Recepción de Visitantes se han fundamentado en la eliminación de barreras arquitectónicas, dirigidas a lograr una accesibilidad universal, tanto de cara a los miles de visitantes que acuden al centro, como a los trabajadores del mismo. Para ello se ha intervenido tanto el acceso exterior del edificio como las estancias interiores.

En el acceso exterior se ha modificado la rampa lateral que salva los escalones del porche, dotándola de barandillas y de una señalética en el suelo mediante un pavimento podotáctil realizado in situ e integrado en el solado de la plaza.

Este pavimento podotáctil acompaña al usuario hasta el interior del edificio, donde le guía hasta los distintos espacios de la zona pública de las instalaciones, mostrador de atención, aseos públicos y tienda.

El mostrador de atención al público ha sido rediseñado para adaptarse a la atención de personas en silla de ruedas, permitiendo que las mismas puedan aproximarse a él para ser atendidas sin que los trabajadores deban desplazarse de sus puestos de trabajo.

Los aseos públicos se han modificado para dar espacio a un nuevo aseo adaptado de mayores dimensiones y dotado de una camilla cambiador para adultos de accionamiento neumático, además se ha instalado de un vestuario accesible para el personal del centro. El acceso a los aseos se realizará a partir de ahora a través de un control de acceso adaptado para personas de movilidad reducida que facilitaran a estos usuarios la utilización de los mismos.

Los espacios de oficinas se han reorganizado buscando espacios de trabajo cooperativo y zonas de comunicaciones amplias y definidas, generando un recorrido lineal desde el acceso de personal hasta los distintos puestos.

Toda la iluminación del centro ha sido adaptada a sistemas led de bajo consumo, controladas también con sensores de luminosidad en función del aporte de luz solar que se tenga a lo largo del día, para obtener un nivel equilibrado de luz en las estancias cercanas a las cristaleras exteriores y reducir a su vez el consumo cuando no son necesarias de manera automática.

El presupuesto de ejecución ha ascendido a 155.378,33€.

La Empresa Municipal de Turismo y la concejalía de Turismo trabajan desde el inicio para que la accesibilidad sea una realidad en todos sus ámbitos de actuación. Muestra de ello son la adaptación de las visitas guiadas para grupos con necesidades especiales, el alquiler de sillas de ruedas, la aplicación Segovia para todos o los planos de la ciudad en Braille.

La adaptación del Centro de Recepción de Visitantes como edificio universalmente accesible supone un paso más en este camino que continuará con más proyectos. El Ayuntamiento de Segovia sigue trabajando en materia de accesibilidad.