• Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia

El Ayuntamiento incorpora la Senda de los Molinos al cinturón verde de la ciudad

Segovia, a 18 de marzo de 2011

Las obras de mejora y acondicionamiento forman parte del proyecto de "Recuperación de Patrimonio Histórico de Segovia para su mejor uso turístico".

La ejecución de estos trabajos, con un importe total de 320.000€, ha permitido acondicionar la ribera del río Eresma en el barrio de San Lorenzo para el disfrute de segovianos y visitantes.

El cinturón verde de Segovia es una de las características de la ciudad, por eso el Ayuntamiento trabaja, continuamente, en su conservación y mejora. A partir de ahora, segovianos y visitantes pueden disfrutar de la denominada Senda de los Molinos, un itinerario que hoy ha seguido el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes, acompañado de las concejalas de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos, y de Medio Ambiente, Paloma Maroto.

El proyecto se ha dividido en varias zonas de actuación, desde la Fábrica de Borra a la conocida como zona de las Marmitas de Gigante.

Varias zonas de actuación

phoca_thumb_m_2011-03-18 senda molinos1

En la primera de ellas, que incluye la Fábrica de Borra, la Fábrica de Hielo y el Molino de Papel, se ha eliminado la torreta eléctrica y acondicionado el camino junto al río. Después se han colocado expositores informativos y balizamientos en granito con el logotipo del rodezno.

La segunda área de actuación es la que se extiende desde la Peña del Pico hasta el Molino del Portalejo. En este caso, se ha mejorado y reparado el camino y preparado una nueva escalera de piedra de acceso a la calle los Molinos. Además se ha camuflado el cuadro eléctrico allí situado, integrándolo en el paisaje para embellecer la zona.

La tercera área es la que comprende desde el Molino del Portalejo al de la Perla. Aquí se ha actuado para evitar que se inunden algunas zonas del camino, se ha colocado una soga de seguridad, reparado la presa incluyendo la escala de peces que permitirá el discurrir de las especies por el río cumpliendo así la Directiva Marco del Agua, y acondicionado el camino, ya existente, pero en mal estado de conservación, en la margen derecha del Eresma.

La cuarta es la que abarca desde la Presa de la Perla al Puente de San Lorenzo. Los trabajos han consistido en la limpieza de la vegetación que tapiza el puente y en el refuerzo del apoyo derecho, los sillares del contrafuerte. Además en la zona de paso entre el Molino de la Perla y el Molino Cavila se ha preparado un camino, de un metro de ancho, que llega hasta el cárcavo, el hueco en el que se situaba la rueda del molino Cavila.

La quinta se centra en el Molino Cavila y en la propia Plaza Cavila. Aquí se ha instalado una escalera desde el cárcavo a la Plaza que adosada al muro, pero sin tocar la ruina del Molino que se puede contemplar desde la nueva plaza en la que también se ha actuado. En ella se han ejecutado obras de accesibilidad y se ha instalado un elemento escultórico que ha tomado como modelo una de las presas que se incluyen en la publicación de Juanelo Turriano "Veintiún Libros de los Ingenios y Máquinas". También se han colocado paneles explicativos, y preparado dos balcones, a modo de miradores, desde donde contemplar los restos del molino y el Río Eresma.

La sexta zona de intervención comprende desde la Presa de la calle Mortero a la zona de conexión con Vía Roma. En este caso, la actuación se ha reducido a su limpieza y a las labores de mantenimiento de la presa, y a mejorar el acceso.

La séptima y última área en la que se divide el proyecto es la denominada zona de las Marmitas de Gigante, un área que se ha mejorado reparando las partes dañadas.

Las obras han durado 6 meses y han sido ejecutadas por las empresas Obra Civil y Edificación Segesa y Alvac por un importe de 320.000€.