///Este mes en el Museo de Segovia…

Este mes en el Museo de Segovia…

museosegovia149

Pieza del mes: Canto decorado de la Peña de Estebanvela (Ayllón, Segovia)

El soporte es un canto de esquisto de morfología con tendencia a rectangular recuperado en el nivel II de La Peña de Estebanvela, adscrito al Magdaleniense final. Tiene unas dimensiones de 10,4 cm. de longitud, 4,3 cm. de anchura y 0,8 cm. de grosor.

Presenta decoración sólo en la cara superior donde aparecen grabados varios motivos geométricos y dos figuras zoomorfas Una de estas representaciones, la de mayor tamaño y maestría en su ejecución, muestra una cabeza de caballo orientada a la izquierda. Con trazos simples, finos y de sección en V, se indica el área naso-frontal, del maxilar, oreja, cuello y crin. A excepción del cuello y la crin dibujados con una sola línea de arriba abajo, el resto de las unidades anatómicas han sido ejecutadas con más de un trazo, y dos semicirculares en el caso del ojo.
En posición invertida y girado hacia la derecha aparece una segunda figura de caballo con las mismas regiones anatómicas señaladas y unas características técnicas similares en su trazado a las del primer équido, con el que comparte la línea de la crin.
A pesar del paralelismo iconográfico de estas dos representaciones, sus diferencias son notables dado el estilo bastante más burdo de esta segunda figura, que podría hacer pensar en dos “manos” o artistas diferentes.
Debajo de estos dos zoomorfos se conservan varios motivos geométricos. Destaca la composición formada por dos series de trazos paralelos enfrentados y perpendiculares al eje mayor del soporte reiterativa en el arte mueble de este asentamiento.

EL YACIMIENTO. UNA VENTANA A NUESTRO PASADO

phoca thumb m cantodecorado

El abrigo de La Peña de Estebanvela (Ayllón, Segovia) está enclavado en el sector SE de la cuenca del Duero y muy cerca de la Sierra de Ayllón. Se abre al Suroeste en la margen derecha del río Aguisejo y está situado a 20 m. sobre su cauce actual.
Las excavaciones realizadas en el yacimiento entre 1999 y 2009 han constatado la existencia de diferentes ocupaciones humanas. Estas han sido atribuidas al Magdaleniense medio (niveles VI y V), fechadas en hace unos 14.000 años, al Magdaleniense superior (niveles IV y III), con dataciones en torno a los 12.000 años, y al Magdaleniense final (niveles II y I), situadas en unos 11.000 años, aproximadamente.
Los niveles mejor documentados en esta cavidad son los del Magdaleniense superior y final que han proporcionado un importante registro arqueológico. Este incluye restos de los animales cazados, con predominio del caballo, cabra y ciervo, y más de 50.000 piezas de industria lítica tallada mayoritariamente en sílex. Un particular interés ofrece las puntas de proyectil que, enmangadas en astiles de madera, se utilizan para la actividad cinegética, y otros utensilios, como los raspadores. Su estudio de huellas de uso ha revelado un empleo para el curtido de las pieles, actividad que debió jugar un papel significativo en este asentamiento.

Son frecuentes además los instrumentos elaborados en hueso, agujas y punzones para la confección de sus vestimentas, y puntas de proyectil para la caza, junto con elementos de adorno realizados sobre conchas marinas o caninos atrofiados de ciervo.
Pero sin duda la serie más relevante de La Peña de Estebanvela es una cuarentena de cantos decorados con motivos geométricos y, en ocasiones, con representaciones de caballos, como la pieza presentada aquí.
Otras evidencias a reseñar son tres hogares en un excelente estado de conservación, localizados en el nivel II, y el hallazgo en la unidad estratigráfica III de una concentración intencional de bloques de sílex, interpretado como un lugar de almacenaje o reserva de materia prima. Estos datos, junto a otros detectados en el estudio exhaustivo de dispersión de los vestigios, confirman la existencia de una organización del espacio habitado en este asentamiento y han permitido identificar diferentes áreas de actividad.
La Peña de Estebanvela se ha convertido en una referencia necesaria en la investigación del Magdaleniense en la Meseta debido a la variedad de su registro arqueológico, su amplia secuencia estratigráfica y la serie de dataciones radiocarbónicas más completa de este periodo para la región. Por último, un estudio pluridisciplinar del yacimiento ha facilitado su reconstrucción ambiental y un acercamiento a distintos aspectos de las formas de vida de los grupos magdalenienses que ocuparon esta cavidad entre hace 14.000 y 11.000 años aproximadamente.

 

 


Más información 
 

Museo de Segovia 
C/ Socorro 11
Tel. 921 46 06 13 
museo.segovia@jcyl.es 

 

2017-02-23T16:54:42+00:00 19 abril, 2013|Varios|
X

Turismo de Segovia, utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por la web.
Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar