Otros 2017-03-17T13:17:21+00:00

Otros

 

Casa de los Picos

Casa de los del Río

Palacio del Conde Alpuente

Torreón de Lozoya

Jardín del Torreón de Lozoya

La Casa del Sello

La Casa de la Química

Cueva de Santo Domingo de Guzmán

 

 Casa de los Picos

phoca_thumb_m_casadelospicos.exterior

Casa de los Picos. Exterior

Se encuentra situada en el más pronunciado quiebro de la Calle Real. La fachada, levantada en los primeros años del siglo XVI, está más cerca de la utilidad guerrera medieval que de la estética civil del Renacimiento.

Su posición, intramuros, formando ángulo recto con la puerta de San Martín obligó a la adopción de esta fuerte imagen de defensa del acceso, aunque la tradición popular lo atribuya al hecho de haber pertenecido anteriormente a un judío o al verdugo de la ciudad por lo que la casa tenía ya una denominación que, con gran astucia, el nuevo propietario cambió para siempre al cubrir toda la fachada de agudas puntas de diamante.

El edificio fue propiedad durante los años centrales del siglo XV, de Pero López de Ayala y su mujer Isabel de Silva, (se aprecia la heráldica del matrimonio en algunas tabicas de la casa). Pasó, por herencia, a su hijo Pedro quien la vendió hacia el 1500 al regidor Juan de la Hoz para establecer allí sus casas principales, momento en que se llevó a cabo la reforma del edificio en la que se incluyó la nueva fachada. En la clave de la puerta de acceso, así como en los dinteles de los cinco balcones de la fachada, puede verse el escudo de este linaje. En la actualidad es sede de un centro de enseñanzas artísticas.

phoca_thumb_m_casadelospicos.interior

     Casa de los Picos. Interior

El acceso al patio es también en codo, como salvaguarda de la intimidad y, en su caso, para evitar la entrada rápida y directa del asaltante. Una vez en el interior, nos encontramos en un espacio pequeño, porticado en tres de sus lados mediante cinco columnas poligonales (dos en los ángulos pequeños y las otras tres en el punto medio de cada banda) de piedra caliza, con basas y capiteles de facetas, elementos estos que proceden de la reforma ejecutada por López de Ayala a mediados del siglo XV. Evidentemente esta parte del edificio es anterior a la famosa fachada, como denota el estilo de sus elementos y el material empleado en su construcción.

C/ Juan Bravo, 33
40001 Segovia
Telf. (+34) 921 462 674
escuela.arte.sg@jcyl.es

 


Ver Casa de los Picos en un mapa más grande

 

 

Volver arriba

 

 Casa de los del Río

phoca_thumb_m_casadelosdelrio

Casa de los del Río

La siguiente casa en línea con la Casa de los Picos es la que fue levantada por el regidor Gonzalo del Río.

La existencia de tan marcado alfiz que enmarca el blasón de tan noble propietario, recuerda aún la estética del siglo XV, si bien la moldura no tiene ya la decoración de bolas tan al uso durante el reinado de los Reyes Católicos.

Los huecos originales de la planta baja, como puede apreciarse, no corresponden a su función actual. El acceso al patio se realizaba a través del zaguán que, desde muy antiguo viene ocupando una farmacia. Sin embargo se llega a través de un estrecho pasillo que va dejando entrever uno de los patios más singulares de la ciudad, por su disposición, su tamaño, sus elementos y aún por el comercio de papelería que a él se abre mediante una puerta con arco románico, muestra de la antigüedad de los muros primitivos del edificio. Una hiedra que esconde parte de la arquitectura, el esbelto ailanto, el brocal del pozo y el musgoso empedrado del patio contribuyen en buena medida a proporcionar al lugar un carácter íntimo de gran belleza.

Tres son los lados porticados, mediante siete columnas calizas helicoidales dando esa impresión, tan gótica, de imparable movimiento ascendente. Las basas mantienen la decoración de los fustes aunque están talladas en granito, material más resistente a la humedad y los golpes.

 


Ver Casa de los del Río en un mapa más grande

 

 

Volver arriba

 

 Palacio del Conde Alpuente

phoca_thumb_m_palaciodelcondealpuente-casadeaspiroz

Palacio del Conde Alpuente – Casa de Aspiroz

Este edificio cuya denominación varía en función de las fuentes consultadas (Palacio de Cascales, Aspiroz o del Conde Alpuente) alberga actualmente las oficinas de la Conserjería de Fomento de la Junta de Castilla y León.

En este edificio construido en el último tercio del siglo XV por Alonso Cascales, poderoso caballero segoviano, destacan al exterior unos espléndidos ventanales geminados gótico-flamígeros labrados en pizarra (dos de ellos, los de la derecha, añadidos en los primeros años del siglo XX) y la portada adintelada, acceso que sustituyó al anterior que, de ladrillo y formando un buen arco de herradura, muestra cómo el palacio fue construido sobre un edificio de tipo árabe.

Tras el zaguán acodado encontramos un espacio de reducidas dimensiones que se hace aún más angosto por la descomunal altura de los soportes que forman tres lados porticados. Son siete columnas integradas por tambores de granito que tienen como particularidad que las dos que forman ángulo ostentan en su capitel ochavado el escudo de Cascales, siendo además su fuste de mayor grosor que el del resto.

La planta superior estaba también abierta en los mismos tres lados mediante unos pies derechos de madera.

En la actualidad el patio está cubierto mediante una artística vidriera firmada por Carlos Muñoz de Pablos y aún conserva el brocal del pozo.

 


Ver Palacio del Conde Alpuente en un mapa más grande

 

 

Volver arriba

 

 Torreón de Lozoya en la Plaza San Martín

phoca_thumb_m_torreondelozoyaenlaplazasanmartin

Torreón de Lozoya en la Plaza San Martín

Tras estar en posesión de varias notables familias, entre quienes figuró Francisco de Eraso, secretario de Felipe II, hoy en día es propiedad de la Caja de Ahorros de Segovia y utilizado para exposiciones de arte y actividades culturales.

Su enclave, intramuros y notoriamente separado de la muralla hace pensar que la existencia de este palacio-fortaleza tuvo mucho que ver con las luchas entre nobles que, durante la Edad Media, fueron tan frecuentes.

Es este uno de los pocos edificios segovianos en que la piedra berroqueña es el único material utilizado en los dos niveles lo que se debe a la indiscutible capacidad del secretario real para acometer obras tan lujosas.

El acceso, en codo, se realiza a través de un desahogado zaguán que lleva al primero de los patios de uno de cuyos ángulos parte una escalera de magnífica traza que asciende a la parte noble.

Sólo dos de sus lados están porticados aunque es probable que el plan inicial contara con abrir los cuatro lados como puede desprenderse de los medallones que hacen ángulo y que darían continuidad a los arquitrabes.

Está formado por siete columnas sobre las que se disponen otras tantas en la galería superior. Cada soporte apoya en el suelo mediante una basa clásica con plinto cuadrangular sobre el que se alza un fuste liso que finaliza, tras un pronunciado collarino en unos delicados capiteles que recuerdan el orden compuesto romano, si bien el acanto del equino no son aquellas pronunciadas formas vegetales que se abren al espacio, sino un contenido bajorrelieve permitiendo ver el núcleo cilíndrico del capitel que tiene cuatro volutas bien definidas bajo los ángulos recortados del ábaco y unidas entre sí por unas leves cintas ondulantes que se recogen bajo una pequeña roseta que señala el punto central de cada lado.

phoca_thumb_m_torreondelozoyaenlaplazasanmartinnoche

     Torreón de Lozoya. Noche

Sobre un capitel se sitúa una zapata bastante alargada cuya única decoración es una roseta con doble hilera de pétalos inscrita en un círculo, por la cara exterior, y unas formas vegetales entrelazadas, por la cara interna.

El arquitrabe es una importante pieza que se encuentra decorada a base de medallones con personajes ilustres, tallados en piedra caliza blanquecina dispuestos sobre las zapatas; unas rosetas que marcan el punto medio de los intercolumnios, y una cinta horizontal para señalar el centro del arquitrabe y unir con elegancia, rosetas y medallones.

Tras una doble cornisa, se repite la misma estructura, con el añadido de un antepecho con balaustres, a los que se practican dos profundas incisiones que producen un sutil efecto de claroscuro horizontal e intermitente para contrarrestar el elevado número de elementos verticales con que cuenta.

Finalmente, antes de alcanzar el alero, un friso recorre los cuatro lados del patio adornado con numerosos rombos apaisados.

Pero, sin duda los elementos más originales son las zapatas cuádruples que se apoyan en las columnas angulares de ambos pisos, que propician la continuación de los arquitrabes hasta los muros interiores donde reposan finalmente sobre unas ménsulas embebidas en la pared.

 


Ver Torreón de Lozoya en un mapa más grande

 

 

Volver arriba

 

 Jardín del Torreón de Lozoya

Desde la Edad Media, en la casa segoviana de las clases más favorecidas, se reconocen como elementos imprescindibles, el patio principal y un jardín o huerto posterior. Pues bien, el Torreón cuenta también con este espacio más oculto a los extraños. En uno de sus lados se abre una galería, que repite la ordenación del patio, y en cuyo muro puede verse un admirable esgrafiado de la época.

Volver arriba


Ver Jardín del Torreón de Lozoya en un mapa más grande

 

 La Casa del Sello

Se marcaban los paños con las armas de la ciudad. La calidad alcanzada por los tejidos segovianos fue estimable; en el siglo XVIII se creó con apoyo del monarca la Real Fábrica de Paños Superfinos de la Compañía, que quebró. Después surgió la Fábrica Real de Paños de Ortiz de Paz, por iniciativa privada, que gozó de una gran prosperidad.

 


Ver Casa del Sello en un mapa más grande

 

 

Volver arriba

 La Casa de la Química

Se encuentra en la explanada del Alcázar y en la actualidad forma parte de las dependencias de éste. Su creación se debe a Carlos III que la puso al servicio de la Academia de Artillería; fue el primer laboratorio que hubo en España y en él descubrió el científico francés Louis Proust la llamada Ley de Proust o Ley de las proporciones definidas.

 


Ver Casa de la Química en un mapa más grande

 

Volver arriba

 Cueva de Santo Domingo de Guzmán

Portada de fines del s. XV. Conjunto formado por un pequeño jardín y una capilla mandada construir por los Reyes Católicos que sirven de antesala de la Santa Cueva.

phoca_thumb_m_cuevadesantodomingodeguzman.retablobarrocodelacapillainterior

Cueva de Santo Domingo de Guzmán.
Retablo barroco de la capilla interior

phoca_thumb_m_cuevadesto.domingoportadayjardin

Cueva de Sto. Domingo de Guzmán
Portada y jardín

 

 

 

 

Volver arriba

X

Turismo de Segovia, utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por la web.
Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar