RUTA EUROPEA DEL PATRIMONIO INDUSTRIAL

A mediados del siglo XVIII con el advenimiento de la Revolución Industrial, nuevas tecnologías se extendieron rápidamente por Europa. Los empresarios construyeron fábricas, miles de trabajadores emigraron a las áreas industriales urbanas emergentes y en toda Europa los sindicatos lucharon por el progreso social. Hoy en día, las plantas de industrialización están abiertas a los visitantes y los museos de tecnología moderna cuentan la emocionante historia de la industrialización europea y sus legados culturales, sociales y económicos.
Con más de 1.800 emplazamientos en todos los países europeos, la Ruta Europea del Patrimonio Industrial (ERIH por sus siglas en inglés, European Route of Industrial Heritage) invita a los visitantes a explorar los hitos de la historia industrial europea. Como lugares de una memoria europea común, dan testimonio de descubrimientos científicos, innovaciones tecnológicas e historias de vidas de trabajadores. Un total de 14 Rutas temáticas destacan el contexto europeo de industrialización.