Del martes 14 al domingo 19 han pasado 18.600 personas por el Centro de Recepción de Visitantes 

Muchos establecimientos hoteleros han colgado el cartel de completo del martes al sábado 18 

Una vez realizado el balance de los datos de coyuntura turística recabados por Turismo de Segovia entre los días 14 y 19 de mayo, puede afirmarse que han sido días con muy buenos datos para el turismo de la ciudad. Y es que, en una semana se han unido la celebración del Día Internacional de los Museos, Titirimundi y San Isidro, patrón de Madrid.

En cuanto a la ocupación hotelera, muchos establecimientos han colgado el cartel de completo entre el martes 14 y el sábado 18. La media de ocupación de esos días ha sido del 81%, llegando al 91% el viernes y el sábado.

Por el Centro de Recepción de Visitantes han pasado 18.600 personas entre el martes y el domingo, lo que supone un incremento del 80,34% con respecto a 2017 (última recogida de datos), llegando el sábado 18 a 4.647 visitantes.

Los museos y espacios gestionados por Turismo de Segovia también han recogido datos muy positivos en este periodo. A ello ha contribuido sin duda la gratuidad el sábado 18, Día Internacional de los Museos, y las actividades programadas en torno a esta celebración.

La Colección de Títeres de Francisco Peralta fue visitada por 591 personas, un 40,38% más que en 2017; el Espacio Informativo de la Muralla-Puerta de San Andrés por 555 personas, con un incremento del 39,45% con respecto a 2017; la Casa-Museo de Antonio Machado por 437 personas y la Casa de la Moneda por 458.

El Alcázar de Segovia también ha recogido datos excelentes, recibiendo la visita de 15.519 personas, un 69,33 más que en 2017.

Estos datos permiten hablar de éxito de este Día Internacional del Turismo en convocatoria conjunto, por segundo año consecutivo, de todos los espacios museísticos de la ciudad.

Bajo el lema “Los museos como ejes culturales. El futuro de la tradición”, los espacios gestionados por Turismo de Segovia organizaron actividades que no solo cosecharon una gran afluencia a estos centros sino que hicieron patente el valor indiscutible de la tradición con propuestas tan sugerentes como la demostración de forja del maestro Elías de Andrés en la Real Casa de Moneda, las técnicas de tapial en la reconstrucción de la Muralla en la Senda de los Suspiros, o las sesiones de narración oral en la Colección de Títeres de Francisco Peralta.