13 de junio de 2022

Las piedras son una constante fuente de inspiración, son un espejo donde podemos ver el reflejo de nuestra realidad”, afirma Nu Díaz, autora de la exposición ‘Lo que dicen las piedras’, que desde principios de este año ha dado vida a las salas de la Real Casa de Moneda de Segovia.

Buscando la conexión con la naturaleza y con un fuerte sentido espiritual, la muestra busca transmitir el papel de la piedra en el mundo “como símbolo de la unidad, el orden, la perfección, la resistencia, la solidez, la materia, la elevación… un elemento vinculado con la inteligencia, la creatividad y la evolución del mundo”, tal y como indica su artista.

Con un gran bloque de granito que da la bienvenida al visitante a la entrada y que sirve de puerta simbólica al mundo de la piedra, ‘Lo que dicen las piedras’ es una exposición tremendamente vinculada con el espacio que la acoge, hasta el punto de utilizar algunos elementos constructivos de la propia Casa de Moneda como parte de la muestra. Es el caso de los 12 bloques de granito que se encuentran al aire libre.

Para poner el broche de oro a esta exposición, se han organizado varias actividades para segovianos y visitantes de muy diversa índole.

Talleres dirigidos a adultos

Entre las actividades programadas se encuentra un taller dirigido a público adulto titulado ‘Dibujando el espíritu de las piedras’. En este taller, Nu Díaz compartirá con los asistentes el proceso de creación a través de las piedras. Para la artista, este proceso de creación es “un camino que sigue y seguirá toda la vida, porque la esencia de la naturaleza es inagotable, sorprendente, asombrosa y un imán para sumergirse en el descubrimiento de nosotros mismos y nuestro poder de creación”.

El taller es una “experiencia vivencial” que consta de cuatro partes: respirar la naturaleza, dejarse elegir, sentir y expresar. Tiene una duración de tres horas y está dirigido a adultos. Tendrá lugar lo viernes 17 y 24 de junio de 10:30 a 13:30 horas en la Casa de Moneda. Las entradas, con un precio de 35 euros por persona, pueden adquirirse en el Centro de Recepción de Visitantes o en la página web de Turismo de Segovia.

7 eventos artísticos en torno a la exposición

La interacción entre las artes es una constante que se da de manera natural en la obra de Nu Díaz. Por tanto, para la clausura de esta exposición se han organizado varios eventos artísticos de diversa índole los dos últimos fines de semana de la muestra.

El primer fin de semana serán cuatro las actividades que se celebrarán vinculadas con la creación artística.

Al día siguiente, el sábado 18 a las 11:15 horas, Sergio Artero y María Salas, de Saltatium Teatro ofrecerán un “perforecital” titulado ‘Piedra partida son dos piedras’.

El mismo sábado, pero a las 17:00 horas las artistas Cristina Ortiz, Carla Muñoz y Lidia González, ofrecerán un concierto de música tradicional llamado ’Que es bien las piedras hablen’.

Finalmente, el domingo 19 a las 11:15h, será el turno de la compañía de Teatro Paladio con la obra ‘El silencio de las piedras’.

Por su parte, el último fin de semana de la muestra, podrán disfrutarse dos actividades artísticas más: el sábado 24 de junio a las 10:30 horas, podremos disfrutar de nuevo del taller de Nu Díaz ‘Dibujando el espíritu de las piedras’.

El sábado 25 de junio a las 11:15 horas, Alfonso Aguirre Dergal ofrecerá una muestra de guitarra clásica titulada ‘El Valle de los ecos’.

Como colofón a la exposición, la última actividad será una última y muy especial visita guiada a cargo de Nu Díaz. Tendrá lugar el domingo 26 de junio a las 12:30 horas.

Para participar en cualquiera de estas actividades basta con comprar la entrada de acceso a la Casa de Moneda en el propio recinto.

Cómo formar parte de la «Comunidad del Trigo»

Quien haya visitado la exposición seguro que ha parado a disfrutar de una impactante obra llamada “El Mar de trigo” compuesto por 361 bloques de piedra pintados con trigo y que representan el color de los campos castellanos en las distintas épocas del año.

Ahora, estos bloques de piedra se ponen a la venta al precio de 20 euros y cada persona interesada podrá llevarse a su casa una parte de esta obra de arte conformando, así, una “comunidad del trigo”.

La artista busca con esta acción que la obra pase a ser de quien la admira, y no solo de quien la crea, con el fin de “compartir la obra de arte para poder pertenecer a la misma, en este caso a la comunidad del trigo”.

Los bloques de piedra pueden reservarse en la Real Casa de Moneda.