casa de la moneda de segovia 4

22 de junio de 2022

El próximo miércoles 29 de junio, día de la festividad de San Pedro, Segovia tiene otro motivo de celebración: se cumple la primera década desde la reapertura de la Real Casa de Moneda.

Se trata de una fecha de gran relevancia tanto para Segovia como para el turismo de la ciudad puesto que el 29 de junio de 2012 Segovia ganaba un nuevo monumento que con el paso del tiempo se ha convertido en el cuarto que más interés despierta en la ciudad, siguiendo al Acueducto, el Alcázar y la Catedral.

La Real Casa de Moneda ha registrado un número de visitantes creciente cada año desde su apertura alcanzando en 2019 -último año de ritmo turístico “normal” previo a la pandemia- los casi 20.000 visitantes. En lo que llevamos de 2022, ya supera los 5.000 visitantes.

Para celebrar tan destacado día, el próximo miércoles Turismo de Segovia ha preparado una visita guiada gratuita durante toda la jornada con los siguientes horarios: las 10:00, las 11:00, las 12:00, las 13:00, las 16:00 y las 17:00 horas. Para participar en las mismas es imprescindible reservar telefónicamente en el teléfono 921 47 51 09 o de manera presencial en la Real Casa de Moneda. Las visitas estarán disponibles hasta completar aforo y son aptas para todos los públicos.

Además, habrá a la celebración se suma una demostración de forja de Elías de Andrés el miércoles 29 de junio de 10:30 a 13:30 horas.

Breve historia de la Real Casa de Moneda de Segovia

Desde época romana y medieval, Segovia había sido conocida por acuñar moneda llegando a ser en el siglo XVI, su moneda, una de las más valoradas de Europa por la precisión con la que estaba acuñada.

En el año 1583, el rey Felipe II decidió instalar una Casa de Moneda a orillas del Eresma, en un área beneficiada por el paso del río y rodeada de monasterios, conventos y huertas que pronto se convirtió en un complejo industrial dedicado a la acuñación de moneda.

En la construcción de los edificios intervinieron arquitectos de renombre como Juan de Herrera en un primer momento o Francisco de Sabatini en las reformas posteriores realizadas en 1771.

Para la instalación de las máquinas, la corona recurrió a un grupo de maestros austriacos que organizaron el mayor convoy industrial jamás visto y que hizo posible el traslado de imponentes ingenios desde Austria hasta el corazón del valle del Eresma gracias a los cuales Segovia pudo comenzar su trabajo monedero en 1585.

Varios ingenios fueron instalados en la Real Fábrica de Moneda atendiendo a los distintos avances que se iban produciendo internacionalmente y posicionando la fábrica segoviana entre las más preparadas y punteras del mundo hasta su cierre definitivo como fábrica de moneda en 1868.

Desde este momento y durante casi un siglo, el complejo se utilizó para la fabricación de harina.

La restauración de Real Casa de Moneda de Segovia

Los primeros pasos para la rehabilitación de la Casa de Moneda tuvieron lugar en 1998, poco más de tres décadas después de haber cerrado definitivamente su labor como fábrica de harina (1967).

Durante el transcurso de esas décadas, su deterioro fue evidente llegando a encontrarse en estado de ruina. En el año 1998 se convocó el concurso de ideas para la rehabilitación del edificio, en 1999 se redactó el proyecto básico, pero no fue hasta 2004 cuando se redactó el proyecto definitivo que hizo posible que las obras comenzaran a principios de 2007. Terminaron definitivamente el 16 de mayo de 2011.

Tras un periodo de adaptación del espacio como recinto museístico, la Real Fábrica de Moneda reabría por fin sus puertas el 29 de junio de 2012.