Skip to main content
Gastronomía, Noticias

El 43% de los encuestados puntuaron con un 10 la comida de Segovia en un estudio que avala el cochinillo como plato estrella habiendo sido el plato elegido por seis de cada diez visitantes. Comer en un restaurante ha sido la experiencia gastronómica por excelencia para los visitantes independientemente de su origen, su edad o su nivel de renta.

Header image

Segovia, 21 de mayo de 2024. La concejala de Turismo, May Escobar y la decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Valladolid en Segovia, Marta Laguna, han presentado esta mañana al sector hostelero un estudio elaborado por la Universidad de Valladolid en el marco del convenio de colaboración entre ambas instituciones a través del cual se ha analizado ‘La gastronomía como recurso turístico clave de la ciudad de Segovia’. 

En palabras de la concejala May Escobar, “desde el Ayuntamiento estamos muy orgullosos de contar con un sector gastronómico baluarte de calidad y buen hacer, como avala este estudio; por eso consideramos fundamental trabajar de la mano de sus profesionales para ofrecer al turista y al segoviano una experiencia gastronómica de excelencia”.

Las conclusiones alcanzadas serán clave para la estrategia turística en lo relativo al turismo gastronómico puesto que supone un exhaustivo análisis resultante en una información precisa sobre el sector, la experiencia gastronómica y el turista que visita nuestra ciudad con esta motivación. 

El estudio se basa en los resultados de una encuesta personal y digital realizada a una muestra de casi 500 personas (464) que respondieron a las preguntas entre octubre y diciembre de 2023 en distintos puntos de la capital -especialmente en el Azoguejo- y online. El perfil medio encuestado resultante ha sido una persona (hombres y mujeres han estado equilibrados) de Madrid o Castilla y León, una edad de 44 años, con estudios universitarios y una renta media familiar entre 1.800 y los 3.000 euros. 

Comer en un restaurante, la experiencia gastronómica por excelencia 

Para los encuestados, la experiencia gastronómica por excelencia ha sido comer en un restaurante (98,8% de los encuestados) por encima de ir de tapas (39,3%) o visitar tiendas, ferias o expositores alimenticios (10,5%). 

En cuanto a la motivación, los tres motivos principales para elegir un restaurante han sido el tipo de comida (8,2%), la fama del establecimiento (7,3%) y la ubicación (7,2%). La edad y el nivel de ingresos influye notablemente en estas motivaciones de manera que la recomendación de otras personas y la fama del restaurante son los principales motivos para visitar un establecimiento para los encuestados de más edad, mientras que el precio es el principal factor para el grupo más joven o el de menos ingresos.

En cuanto a la experiencia gastronómica, las valoraciones medias apuntan a que los visitantes han calificado su experiencia como “agradable”, con 8,7 puntos sobre una escala de 10 y “deliciosa” con una puntuación de 8,3. El 55% de los encuestados han calificado con entre 9 y 10 puntos este aspecto, mientras que la singularidad de la gastronomía ha sido puntuada con 7 puntos o más por el 75% de los encuestados. 

La interacción con la comida ha generado emociones muy positivas en el visitante. La satisfacción (8,6), la alegría (8,5) y la felicidad (8,3) han sido los tres sentimientos que han experimentado con más intensidad tanto turistas como excursionistas.  

El plato estrella

Los turistas han combinado distintos tipos de comida durante su estancia. Casi el 72% de los visitantes han elegido comida típica, el 38,2% otro tipo de comida casera y un 6,4% ha optado por comida rápida. 

Tres de cada cuatro visitantes han probado algún producto típico de la gastronomía segoviana; seis de cada diez, han probado cochinillo y cuatro de cada diez, ponche segoviano. El 36,2% ha probado los judiones, un 33,3% el vino de la zona y el 12% ha elegido cordero. Es interesante resaltar que los visitantes que pernoctan, los de mayor renta y los que vienen a Segovia en su primera visita, tienen una mayor preferencia por los platos más típicos. 

Valoración de los restaurantes y bares 

Los visitantes han percibido de manera muy positiva la oferta de restauración a la que han dado una puntuación media de 8,3 puntos. La atención del personal (8,5), la limpieza (8,5), el ambiente (8,4) y la calidad de los alimentos (8,3) han sido los mejor valorados. La relación calidad-precio ha recibido 7,9 puntos (escala 1-10) mientras que la información sobre intolerancias y alergias, aunque ha tenido una puntuación notable, ha sido el aspecto con la menor calificación (7,1). 

Segmentos de visitantes gastronómicos

En base a variables motivacionales y de comportamiento con la gastronomía, se han identificado cuatro segmentos de visitantes: Maximizador, Pragmático, Experimentado y Social. 

El “Maximizador” es un visitante que “quiere y vive todo”, puntúa alto todos los motivos para elegir restaurante, es el más satisfecho con la visita y con la experiencia gastronómica (tanto cognitiva como emocional) y pernocta más. 

El “Pragmático” es un visitante más joven, elige dónde comer basándose en el precio, la ubicación y la disponibilidad, tiene una motivación gastronómica más baja y, en términos comparativos, valora algo menos su experiencia con la comida. 

El “Experimentado” es un visitante que repite visita y se guía por su experiencia previa yendo restaurantes que ya conoce, tiene entre 30-45 años, una renta familiar media-alta y valora alto su experiencia emocional con la comida. 

El visitante “Social” elige dónde comer movido por la fama, las recomendaciones y el tipo de comida, la mayoría no pernocta, no conocía Segovia y tiene una motivación gastronómica alta.

Nivel de satisfacción con la visita

El nivel de satisfacción con la visita es muy elevado con una media de 9 en una puntuación del 1 al 10. Este grado de satisfacción aumenta a medida que lo hace el nivel de renta de los visitantes. 

En lo relativo a la satisfacción con la comida, la puntuación es de 8,7 puntos en una escala del 1 al 10. Cabe destacar que el 43% de los encuestados valoraron la comida de Segovia con un 10 en la puntuación. Esta satisfacción con la gastronomía aumenta con la edad y es mayor para los visitantes una mayor motivación culinaria. 

En conclusión, este estudio, así como los datos reflejados en el Observatorio Turístico de pasado año elaborado por la Empresa Municipal de Turismo y publicado en su página web, evidencian la importancia de la gastronomía como motivación a la hora de elegir un destino, así como la calidad de este sector en lo relativo al recuerdo que el turista guardará del destino en sí. Estas excelentes conclusiones se hacen posibles gracias al buen trabajo del sector hostelero de la ciudad para el que la calidad es una máxima de su día a día.